Dante Gebel participa en toma de posesión de presidente del Salvador y comete un error

El predicador y pastor Dante Gebel fue invitado a la toma de posesión para la presidencia del Salvador por Nayib Bukele, el cual es un mandatario joven que solo cuenta con 37 años de edad. Para muchos es sorprendente el que este nuevo mandatario haya incluido como invitado a un pastor evangélico para orar a la hora de su toma de posesión.

Dante Gebel sin duda alguna hizo una gran oración, aunque tenemos nuestras discrepancias en algunas de las oraciones que hizo y su poca expresión de Jesús como Salvador. Creemos fielmente que cada oportunidad que el Señor nos brinda para orar por alguien y más en un momento tan importante como ese, debe ser usado para exponer el evangelio públicamente, de una manera sagaz y estratégica, así como lo hacía el mismo apóstol Pablo, el cual para los griegos se hacía griego y con sus propias frases les presentaba al único Dios verdadero.

Dante Gebel utilizó la bendición dada por Dios al pueblo de Israel en el libro de Deuteronomio capítulo 28 y no tenemos del todo cosas malas en contra de eso, pero sí hay algo que debemos resaltar y es que Dante lee todo el capítulo pero excluye uno de los versos más importantes de la bendición de Deuteronomio 28, veamos:

12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.

13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas,

14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles.

Deuteronomio 28:12-14

El verso 14 le está diciendo al Pueblo de Israel que si no se apartaban de esas palabras para ir tras “dioses ajenos” les iba a bendecir. ¿Por qué saltar esta parte? ¿Acaso este verso no es una clara visión de que solo la gloria la merece el único Dios Verdadero? ¿No era esa una oportunidad para decirle al Salvador que Dios es Dios y que no existe Dios fuera de Él? ¡Claro que era una gran oportunidad!

Debemos tener cuidado en solamente querer desatar bendiciones sobre las personas importantes que nos piden la oración, ya que no importa el público, la clase, el poder, ni nada de eso, lo que importa es decirle al mundo que no hay dios fuera de nuestro Dios, que solamente Él manda en el cielo y en la tierra.

Facebook Comments