Supuesta profetisa da instrucción profética para recibir abundancia desde 2019 hasta 2022

Siguen las supuestas profecías y de esa misma manera siguen muchas personas creyendo en ellas, aún del pueblo evangélico, siguen teniendo mucha fe en esas “profecías” y esto, aunque se les hable de que tienen que dar dinero para recibir la bendición, así, abiertamente.

Muchos versos de la Biblia nos advierten sobre estas prácticas, pero, al parecer las personas están tan desesperadas detrás de una “palabra profética” que han olvidado que ahí está la Biblia, y que a través de ella Dios nos da consuelo y que en ella se encuentran las promesas que Dios tiene para nosotros. Es lamentable esta situación pero no por eso debemos dejar de advertir al pueblo de Dios sobre estas malas prácticas de estafadores que quieren robar el dinero de lo débiles.

Esta vez la “profecía” viene de Madelyne Livent Ministries, la cual es una maestra de la teología de la prosperidad, pero posiblemente esta supere en mucho a otros predicadores de la prosperidad, ya que pide dinero por las redes sociales para que las profecías se “activen”, y esto lo hace basándose en versículos sacados totalmente de contexto para su propia conveniencia.

Dice que esta profecía surgirá efecto a partir de este año hasta el 2022 y la forma de recibirla es creyendo en la palabra que dice Joel 2:24:

Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite.

Pero esto no es nada, muy aparte de que ella usa este versículo para su propia conveniencia, dice que la ofrenda debe ser de 22 dólares con 24 centavos para que la promesa de Joel 2:24 sea cumplida, ya que esa ofrenda representa la fe en ese versículo. De forma sarcástica digo, ¿entonces no debería ser 2.24 dólares? Pero no, eso es muy poco, ella quiere 22 dólares. ¡Que absurdo!.

Además de esto, usa otros versículos de la Biblia para decirle a sus seguidores que deben creer, tales como: “Sin fe es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:6).

Hay personas en los comentarios de la publicación diciendo que quieren ofrendar para poder ser bendecidos. Es increíble cómo el pueblo evangélico es tan engañado de parte de estos lobos rapaces que usan unos cuantos versos fuera de contexto para enriquecerse con el sudor de otras personas.

¿Desde cuándo el dar dinero es una muestra de nuestra fe en el Señor? Pero claro, ese dinero es para ella, va hacia sus bolsillos, porque al final ese es el propósito. ¡Dios tenga misericordia de todos nosotros!

Facebook Comments