Cash Luna: Jesús pudo haber pecado

cash luna jesus pudo haber pecado
0Shares
0

Recientemente Cash Luna publicó un artículo titulado: El riesgo de su amor, en el cual habla sobre el amor de Jesús por la humanidad  y de cómo Él se entregó por amor a nosotros. El grave error de Cash Luna en este artículo ha sido presentar el sacrificio de Cristo como un riesgo, diciendo: “Al amarnos, ¡Dios se arriesgó a dejar de existir! Y nosotros, a veces, no queremos tomar el riesgo de amar por miedo, pero es un mandamiento que debemos cumplir”, según Cash Luna. ¿Qué es un riesgo? Un riesgo es la “posibilidad de que se produzca un contratiempo o una desgracia, de que alguien o algo sufra perjuicio o daño”.

En el artículo Cash Luna da a entender que hubo una posibilidad de que Jesús hubiese pecado o sido derrotado por satanás en el desierto:

Jesús, siendo Dios, asumió un riesgo muy grande al amarnos porque se hizo hombre y enfrentó la tentación

¿Existió la posibilidad de que Jesús pecare o fuera derrotado por satanás en el desierto, por la agonía en el Getsemaní o por la muerte? Hay que considerar algo muy importante y es que se necesitaba de un sacrificio perfecto ya que en nosotros los hombres no se halló perfección alguna, mas en el Hijo de Dios sí se halló esa perfección infinita, de manera que no existía la posibilidad o el riesgo de que Jesús pecase.

Veamos estas otras palabras de Cash:

Al amarnos, ¡Dios se arriesgó a dejar de existir! Y nosotros, a veces, no queremos tomar el riesgo de amar por miedo, pero es un mandamiento que debemos cumplir. Hay riesgo en atreverte a hacer las cosas por amor, a tener amigos, casarnos hasta que la muerte nos separe, pero debemos asumirlo, así como Dios asumió el riesgo de amarnos.

¿Al amarnos, Dios se arriesgó a dejar de existir? Decir esto es como decir que existía la posibilidad de que Jesús fallara con su misión redentora y el diablo gane la batalla, y esto no es nada cierto. Dios no se arriesgó a dejar de ser por nosotros, pues Él es eterno, sin embargo, Él sí lo dio todo por nosotros: su único Hijo.

Nosotros los seres humanos sí vivimos arriesgando cosas, como él mismo dice más adelante, pero sufrimos riesgos porque en nosotros  no hay perfección ninguna. No podemos comparar a Jesús con los hombres, de ninguna manera.

¡Compártelo!
0Shares
0