¿Es Jesús el centro de tu matrimonio?

0Shares
0

Sin duda alguna el matrimonio es uno de los temas más importantes dentro de la iglesia y creo que en un mundo de ideas cambiantes, deberíamos hablar con mucho denuedo sobre este tema. Moramos en medio de un mundo que ha querido afectar con ideas variantes la hermosura del matrimonio. El matrimonio es importante porque si tenemos matrimonios bien cimentados, entonces tenemos iglesias fuertes. Pero aquí hay una interrogante que se desprende y es: ¿Es Jesús el centro de tu matrimonio?

Cada pareja de esposos cristianos debe tener un primer principio en su matrimonio y es lo que nuestro Señor mismo describe en el Libro de Lucas 10:27 “Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo”. También debemos de entender un proverbio muy importante: El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor Proverbios 16:9 | NVI. Nuestro matrimonio, nuestras vidas en lo personal deben de ser dirigidos por nuestro Señor Jesucristo. Muchos matrimonios se unden y fracasan porque tienen trazados una opinión propia y su centralidad se basa en lo que ellos piensan y no en la persona misma de Jesucristo.

La tasa de divorcio cada vez se vuelve más alta en estos tiempos, pero te aseguro querido amigo que ningún matrimonio fundamentado en Cristo es fracasado jamás. ¿Sobre qué está fundamentado tu matrimonio? ¿Cuál es la centralidad de tu matrimonio?  Vayamos a un pasaje muy conocido de las Escrituas, el cual creo que nos puede servir de gran ayuda:

Mateo 7:24-25 (NBLH)

24 “Por tanto, cualquiera que oye estas palabras Mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; 25 y cayó la lluvia, vinieron los torrentes[a], soplaron los vientos y azotaron[b] aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca.

Pregunto: ¿Quién es nuestra roca? confirmo: “nuestra roca”. Pero antes de esto entendemos algunos principios bantantes interesantes: 1) Oir la palabra de Dios , 2) Ponerla en práctica, y cuando logremos estas dos cosas, entonces seremos semejante a un hombre que edificó su casa sobre la “roca”, la cual es el Cristo mismo. Entonces, luego de esta ilustración que Jesús nos presenta, nos habla de las diferentes dificultades que pueden llegar a la vida de un creyente haciendo una simple ilustración de los diferentes fenómenos que pueden golpear a una casa, sin embargo, nos dice que a pesar de todo eso si nuestra casa está fundamentada sobre la roca nuestra casa no puede caer. ¿Es Cristo el fundador de tu casa o de tu matrimonio? ¿Es Cristo la roca de tu matrimonio? Muchas veces la mayoría de nuestros problemas en el matrimonio vienen de que no hemos aprendido juntamente a tener a Cristo como la piedra angular de nuestro vínculo.

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella… Efesios 5:25. Este verso nos hace una completa referencia de como debemos tener a Cristo como un ejemplo vivo en nuestro matrimonio, amando a nuestra pareja así como Él amó a la iglesia.

Les invito a tener un matrimonio centralizado en la persona de Jesucristo.

¡Compártelo!
0Shares
0